Investigan a un vecino de Martos por poner las costillas

Artes de caza de aves prohibidas.
Artes de caza de aves prohibidas.
Puntua

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil ha instruido diligencias a un vecino de Martos, de 52 años, en las que se le investiga como presunto autor de un delito relativo a la protección de la flora y fauna silvestre.

Según ha informado la Guardia Civil fue un guarda de campo el que avisó a la Guardia Civil de que en el paraje Arroyo de la Pontezuela, en el término municipal de Martos, había localizado instaladas artes o medios de captura prohibidos, popularmente conocidas como costillas.

Agentes del Seprona se presentaron en el lugar e inspeccionaron el terreno hasta comprobar que las trampas estaban instaladas en el suelo y en la vegetación arbustiva existente en ambos márgenes del cauce, algunas de las cuales tenían pájaros capturados y muertos.

De esta forma, se estableció el oportuno dispositivo de apostadero al objeto de identificar al presunto autor hasta que finalmente se detectó la presencia de un individuo retirando dichas artes, el cual llevaba en la mano tres costillas de alambre que arrojó a la vegetación al comprobar la presencia de los agentes.

Una vez identificado se procedió a retirar el resto de trampas que tenía instaladas. De esta forma se intervinieron 27 trampas, un recipiente con cebo de hormigas aladas y 23 ejemplares muertos de incluidos en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial.

Las diligencias ya han sido entregadas en el juzgado de guardia de Martos y también se ha dado traslado a la Fiscalía de Medio Ambiente.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*